LEY ORGÁNICA DE LA POLICÍA Bolivia

 

LEY NUMERO 153.
VICTOR PAZ ESTENSSORO
Presidente Constitucional de la República
Por cuanto el Honorable Congreso Nacional ha sancionado la siguiente ley:
EL CONGRESO NACIONAL
DECRETA:
LEY ORGANICA DE LA POLICIA BOLIVIANA
Título I
La Policía
CAPÍTULO I
DEFINICION
Artículo 1º  La Policía Boliviana (P.B.) como institución del pueblo y para el pueblo, cumple una función de carácter público, esencialmente preventiva y de auxilio, que en forma regular y continua garantiza el normal desenvolvimiento de las actividades sociales. La P.B., está asimismo encargada de la investigación de los delitos y de la sanción de faltas, infracciones y contravenciones en materia policial.
 
Artículo 2º La P. B., es una institución eminentemente técnica, organizada según los principios de jerarquía y atribuciones funcionales universalmente reconocidos para esta clase de actividades.
 
Artículo 3º La P. B., como organización técnica, está encargada de toda la actividad policial, centralizando bajo una sola dirección y un escalafón único, las Policías de Seguridad, de Aduanas, Rural, Sanitaria y otras que se crearen, como base para conseguir la unidad y cohesión necesarias al cumplimiento de las funciones específicas que le asignan las leyes y reglamentos.
 
CAPÍTULO II
DE LA DEPENDENCIA
Artículo 4º El Presidente de la República es el Jefe supremo de la Institución e imparte sus órdenes por intermedio del Ministro de Gobierno, Justicia e Inmigración.
 
Artículo 5º La P.B., depende de su Comandante General, quien imparte órdenes e instrucciones por intermedio de sus organismos especializados.
 
TÍTULO II
FINES Y ATRIBUCIONES
CAPÍTULO ÚNICO
Artículo 6º Los fines y atribuciones de la P.B., son los siguientes:
 
a) Conservar el orden público.
b) Cumplir y ejecutar las órdenes del Gobierno y de las autoridades competentes, con arreglo a la Constitución y las leyes.
c) Hacer cumplir y ejecutar las órdenes que emanen del Poder Judicial y Tribunales Competentes.
d) Resguardar las garantías sociales y la vida, la seguridad, el honor y los bienes de los habitantes de la República, en la forma que prescribe la Constitución Política del Estado.
e) Prevenir los delitos y las manifestaciones antisociales de los individuos.
f) Investigar los delitos, faltas e infracciones hasta su total esclarecimiento.
g) Levantar las primeras diligencias de Policía Judicial, a fin de poner a los delincuentes y culpables a disposición de las autoridades competentes, encargadas de su juzgamiento y castigo.
h) Perseguir y aprehender a los delincuentes y culpables para ponerlos a disposición de las autoridades competentes.
i) Perseguir y detener a los delincuentes infraganti; arrestar a los infractores de la ley y elementos perniciosos a la moral y buenas costumbres.
j) Recuperar los bienes, objetos robados y hurtados, para su consiguiente restitución a sus legítimos propietarios.
k) Intervenir en todos los casos en que sea necesario restablecer el equilibrio en las relaciones humanas y prestar auxilio a quienes lo requieran.
l) Prestar auxilio inmediato en casos de siniestros u otros desastres mediante el Cuerpo de Bomberos y elementos a su alcance.
ll) Hacer cumplir las leyes, reglamentos y disposiciones de tránsito público, en todo el territorio nacional.
m) Cumplir la función de Policía Aduanera, velando porque se ejecuten las leyes, reglamentos y disposiciones de este orden.
n) Cumplir y cooperar en la ejecución de las leyes, reglamentos y disposiciones que se relacionen con los casos antisociales y antijurídicos, sobre problemas de conducta de menores.
ñ) Cumplir y cooperar a la ejecución de las leyes, reglamentos, ordenanzas y disposiciones emanadas de autoridades municipales.
o) Cumplir y cooperar a la ejecución de las leyes, reglamentos y disposiciones emanadas de las autoridades de Salud Pública.
p) Hacer cumplir y cooperar a la ejecución de las leyes, convenios internacionales, reglamentos y disposiciones sobre elaboración y tráfico de estupefacientes y otros delitos que afecten a la comunidad de los pueblos, mediante la Policía Internacional.
q) Hacer cumplir y cooperar a la ejecución de las leyes, reglamentos y disposiciones sobre Policía Rural, Navegación Fluvial y Lacustre.
r) Hacer cumplir y cooperar a la ejecución de las leyes, reglamentos y disposiciones sobre el resguardo y protección del comercio e industria.
s) Hacer cumplir y cooperar a la ejecución de las leyes, reglamentos y disposiciones sobre Policía Minera y Petrolera.
t) Cumplir y cooperar en la ejecución de las leyes, reglamentos y disposiciones sobre centros de readaptación, mediante la Policía Penitenciaria.
u) Calificar a los vagos y malentretenidos para su consiguiente adaptación social.
v) Mantener en todo el territorio nacional el servicio de identificación, Archivo y el Prontuario Policial.
w) Tomar todas las precauciones y medidas necesarias para una eficiente labor policial, aunque éstas no se hallen previstas en las atribuciones anteriores.
 
Título III
Derechos y Obligaciones del Personal
CAPÍTULO I
DE LOS DERECHOS
Artículo 7º Los funcionarios de la P.B., tienen los siguientes derechos:
a) Ningún policía podrá ser retirado de la institución a menos que se le compruebe la comisión de algún delito. Las infracciones a las leyes y reglamentos institucionales determinarán la organización de un proceso administrativo y en su caso la sanción correspondiente.
b) Todo policía profesional merece especial respeto y consideración de parte de cualquier persona, aún cuando no se halle ejerciendo trabajo específico policial.
c) Todas las personas y especialmente las Fuerzas Armadas de la Nación, tienen la obligación de cooperar al Policía cuando esté cumpliendo una función como guardián del orden público y cuando esté persiguiendo o aprehendiendo infractores y delincuentes.
d) Todo policía, cuando actúe en casos de delitos infraganti u otros que comprometan gravemente la tranquilidad y el orden público, está autorizado para usar de cualquier medio de locomoción disponible a fin de proteger la vida y bienes de las personas.
e) El Estado otorgará todas las facilidades necesarias para estudios de post graduación en centros universitarios u otros, nacionales o extranjeros, así como para el adiestramiento del personal de policía en servicio.
f) El policía tiene derecho a recibir un sueldo que en relación con sus necesidades, capacidad y méritos, le asegure un nivel de vida conveniente para sí mismo y su familia. Tiene derecho igualmente de recibir todos los beneficios sociales que se acuerden y que pudieran crearse para los funcionarios públicos.
g) Las funciones de policía serán ejercidas solamente por aquellos ciudadanos que se hayan graduado en la Academia Nacional de Policías de Bolivia o en institutos similares del extranjero.
h) Los ascensos de grado, dentro de la institución policial, se harán atendiendo a los méritos y capacidad profesional de los postulantes, previo examen y tesis, en forma limitativa y de acuerdo a las vacantes disponibles.
i) Las promociones de un cargo a otro, se harán atendiendo a los méritos y preparación profesional, de acuerdo a las necesidades y exigencias del servicio.  
j) Los funcionarios de policía recibirán asignaciones especiales, señaladas en el Presupuesto General de la Nación o de los recursos propios de la institución, por causa de antigüedad acumulada en servicio y por las funciones que desempeñen.
k) Las funciones específicas de la P.B., exigen que todos sus miembros estén dotados del armamento necesario, cuyo uso estará sujeto a leyes y reglamentos especiales.
l) Todo miembro de la P.B., recibirá por cuenta del Estado el equipo y vestuario necesarios para el ejercicio de sus funciones, de conformidad a los reglamentos institucionales.
 
CAPÍTULO II
DE LAS ASIGNACIONES
Artículo 8º Los funcionarios de la P.B., tienen las siguientes obligaciones:
 
a) Todos los miembros de la P.B., son ineludiblemente servidores de la ley.
b) Todo policía tiene la obligación de garantizar y proteger la inviolabilidad del domicilio no pudiendo ingresar en él, salvo en casos de delito infraganti; u orden de autoridad competente.
c) Todo policía tiene la obligación de guardar las formalidades establecidas en la ley, antes de privar la libertad a las personas. Nadie puede ser detenido por incumplimiento de obligaciones de carácter civil, salvo lo establecido por leyes especiales.
d) Todo policía tiene la obligación de presumir la inocencia de un sindicado, hasta que se pruebe su culpabilidad.
e) Todo policía tiene la obligación de dar un tratamiento humano a las personas, durante la privación de su libertad. 
f) Todo policía tiene la obligación de saber que los derechos de cada persona están limitados por los derechos de los demás, por la seguridad de todos y por las justas exigencias del bienestar general.
g) Respetar y hacer cumplir las disposiciones de la presente ley.
  
Título IV
De la Organización
CAPÍTULO I
GENERALIDADES
Artículo 9º La P.B., está organizada en observancia de los principios de unidad de comando, delegación jerárquica necesaria del trabajo, definición adecuada de funciones, división del trabajo, control y revisión, para un desempeño eficiente y armónico.
 
Artículo 10º Para los efectos de una clara definición de funciones, la P.B., se divide en Unidades Técnicas y Operativas y en Unidades de Servicios Auxiliares y Asesoramiento.
 
Artículo 11º La P.B., se organiza de la siguiente manera:
 
a) Comando Superior
 
1) Comando General.
2) Direcciones nacionales.
3) Departamentos nacionales y regimientos policiales.
4) Seciones nacionales.
5) Subsecciones nacionales.
 
b) Comandos de Regiones Policiales
 
1) Comando de región policial.
2) Departamentos regionales y regimientos policiales.
 
c) Comandos de Distritos Policiales
 
1) Policías distritales.
2) Departamentos distritales y regimientos policiales.
3) Secciones distritales.
4) Subsecciones distritales.
 
d) Comandos de Frontera y de Zonas Policiales
 
1) Comandos policiales de fronteras.
2) Comandos de zonas policiales.
 
e) Sub-Comandos de Frontera y de Zonas policiales.
 
1) Sub-comandos policiales de fronteras.
2) Sub-comandos de zonas policiales
 
Artículo 12º Las direcciones nacionales y los comandos de regiones policiales, se organizarán por el Comando Superior, de acuerdo a las necesidades y posibilidades de la P.B.
 
Artículo 13º Los anteriores organismos estarán a cargo de comandantes, directores y jefes de oficinas, dotados del personal subalterno necesario. 
 
Artículo 14º El conducto regular es una norma que se observará estrictamente en las comunicaciones de superiores a subalternos y viceversa.
 
Artículo 15º El comandante general y los directores, comandantes de regiones policiales y comandantes de distritos policiales, deberán mantener contacto solamente con sus inmediatos colaboradores, no pudiendo hacerlo con ningún otro miembro de la organización, sino en casos muy excepcionales o de emergencia.
 
Artículo 16º Los departamentos técnicos y operativos así como los de servicios auxiliares y de asesoramiento, se dividirán en cuantas secciones sea necesario.
 
Artículo 17º Las secciones dentro de los departamentos, se dividirán en cuantas subsecciones sea necesario.
 
Artículo 18º Los comandantes de regimientos policiales formarán parte de sus respectivos Consejos Consultivos.
 
Artículo 19º La línea de autoridad que se reconoce en los diferentes niveles de la organización del Art. 11, funcionará en la siguiente forma:
 
a) Comando Superior
 
1) Comandante General
2) Directores nacionales
3) Jefes de departamentos y comandantes de regimiento
4) Jefes de secciones
5) Jefes de Subsecciones
6) Personal subalterno
 
b) Comandos de Regiones Policiales
 
1) Comandante de región
2) Jefes de departamentos y comandantes de regimientos
3) Personal subalterno
 
c) Comandos de Distritos Policiales
 
1) Comandante de distrito policial
2) Jefes de Departamentos y comandantes de regimientos
3) Jefes de secciones
4) Jefes de subsecciones
5) Personal subalterno
 
d) Comandos de Frontera y de Zonas Policiales
 
1) Comandantes policiales de frontera
2) Comandantes de zona
3) Jefes de secciones
4) Personal subalterno
 
e) Sub-Comandos de Frontera y de Zonas Policiales
 
1) Subcomandante policiales de frontera
2) Subcomandantes de zona
3) Personal subalterno
 
Artículo 20º Para ejercer los cargos de Comandante General, Directores Nacionales, Comandantes de Regimientos Policiales, Jefes de Departamento, Comandantes de Regimiento, Comandantes de Distritos Policiales, Comandantes de Frontera, se requiere ser boliviano de nacimiento.
 
Artículo 21º En los niveles de similar jerarquía dentro de la P.B., deberá observarse la necesiria coordinación y cooperación para obtener mayor eficiencia en el servicio.
 
Artículo 22º Los comandantes y jefes de las dependencias policiales, coordinarán su trabajo con las autoridades políticas y administrativas del país.
 
CAPÍTULO II
COMANDO SUPERIOR
Artículo 23º  El organismo directivo de la P.B., es el comando superior, que está representado por el comandante general que es el ejecutivo máximo y por el Consejo Consultivo, que cumplirá labores de información, asesoramiento y control.
 
Artículo 24º El Comandante General de la P.B., será designado por el Presidente de la República y durará en sus funciones mientras cuente con su confianza.
 
Artículo 25º El Comandante General de la P.B., ejercerá su mandato por cuatro años, pudiendo ser ratificado.
 
Artículo 26º El Comandante General podrá ser removido de su cargo por delitos cometidos en el ejercicio de sus funciones, así como por actos que afecten al prestigio y normal desenvolvimiento de la institución, gozando para su juzgamiento de caso de Corte, de conformidad a disposiciones vigentes.
 
Artículo 27º El Comandante General de la P.B., tiene la facultad específica de adoptar decisiones e impartir instrucciones en materia de política institucional y procedimientos técnicos policiales, a lo largo de toda la jerarquía.
 
Artículo 28º El Consejo Consultivo, está compuesto por los directores y jefes de departamentos del Comando Superior.
 
Artículo 29º El Comandante General será el presidente nato del Consejo Consultivo y el ejecutor de los acuerdos tomados en ese cuerpo colegiado.
 
Artículo 30º  El vicepresidente del Consejo Consultivo será nombrado de entre los directores y jefes de departamento, mediante voto secreto.
 
Artículo 31º El vicepresidente del Consejo Consultivo será el inmediato reemplazante del comandante general, en casos de impedimento o incapacidad de éste.
 
Artículo 32º Los Directores y Jefes de Departamento Técnicos y Operativos, así como de los Servicios Auxiliares y Asesoramiento del Comando Superior, serán designados por el Comandante General de acuerdo a su especialidad.
 
Artículo 33º Los directores, así como los jefes de departamentos técnicos y de servicios auxiliares, podrán ser removidos de sus cargos por el Comandante General, por delitos y faltas contra las leyes y reglamentos de Policía, falta de idoneidad, como por deslealtad manifiesta con el Supremo Gobierno y la Institución; en este último caso la decisión será tomada previo dictamen del Consejo Consultivo.
 
Artículo 34º Los directores y jefes de departamentos técnicos y operativos tendrán autoridad y responsabilidad delegadas por el Comandante General para la dirección y desarrollo ed sus respectivos departamentos, siendo personalmente responsables ante dicho superior por el trabajo encomendado.
 
Artículo 35º Los directores y jefes de departamentos son responsables de los actos de administración de sus respectivas ramas, conjuntamente con el Comandante General. La responsabilidad será solidaria con el Comandante General por los actos acordados en Consejo Consultivo.
 
Artículo 36º Las direcciones, los departamentos técnicos y operativos, y los de servicios auxiliares y asesoramiento de la fuerza policial, estarán dirigidos por funcionarios especializados en sus respectivas ramas.
 
Artículo 37º Los directores y jefes de departamentos tendrán autoridad de mando solamente dentro de sus respectivos departamentos, no pudiendo invadir atribuciones señaladas por Reglamento Interno, a otras dependencias de la P.B.
 
Artículo 38º El Comando Superior está organizado de la siguiente manera:
 
a) Comandante General
 
b) Dirección Policial Científica
 
1) Departamento jurídico
2) Departamento de Identificación
3) Departamento de Investigación Criminal
4) Departamento de Institutos Profesionales
5) Departamento Penitenciario.
 
c) Dirección Policial Técnica
 
1) Departamento Policial
2) Departamento Político
3) Departamento de Aduanas
4) Departamento . de Bomberos
 
d) Dirección Policial Administrativa
 
1) Departamento del Personal
2) Departamento de Administración
3) Departamento de Servicios Auxiliares
4) Departamento de Relaciones Públicas
 
e) Organismo Coordinador
 
    Consejo Consultivo.
 
Artículo 39º Los departamentos operativos y de ejecución, son los que funcionan a cargo de la Dirección Policial Científica y de la Dirección Policial Técnica.
 
Artículo 40º Los departamentos que funcionan bajo el mando del director administrativo, cumplen labores de información, asesoramiento y control para el comandante general.
 
Artículo 41º El comandante general trabajará en la dirección y manejo del Comando Superior a través de los respectivos directores, no pudiendo hacerlo directamente con los jefes de departamentos, secciones o sub-secciones, salvo en casos muy excepcionales o de emergencia.
 
Artículo 42º El comandante general, de acuerdo con el Consejo Consultivo, queda facultado para crear o suprimir los departamentos bajo su mando, en atención a un mejor servicio, conservando siempre el principio universal de radio de atención y control en todos los niveles.
 
Artículo 43º Los jefes de departamento del comando superior tienen facultad para impartir instrucciones de carácter especializado o funcional sobre los departamentos similares, tanto en los comandos de región policial, cuanto en los comandos de distrito policial, con sujeción al Reglamento Interno.
 
Artículo 44º Excepto lo dispuesto en el artículo anterior, la autoridad de mando que invisten los comandantes de región policial, como comandantes de distrito policial, se mantiene inalterable.
 
Artículo 45º En los comandos de región policial, y en los comandos de policía distrital, los departamentos técnicos y operativos, así como los de servicios auxiliares tendrán la misma distribución y llevarán las mismas denominaciones, debiendo ser sus funciones una prolongación de los departamentos del comando superior.
 
Artículo 46º El Comandante General consolidará todos los programas de trabajo y presupuestos recibidos en los comandos de región policial con el programa y presupuesto a prepararse en el Comando Superior, y lo presentará oportunamente al Supremo Gobierno para su correspondiente estudio.
 
Artículo 47º El plan general de trabajo, y su presupuesto entrarán en ejecución el 2 de enero del año siguiente.
 
Artículo 48º Aprobado el plan general de trabajo y el presupuesto respectivo, tanto el comandante general, como los directores y jefes de departamento del Comando Superior, los comandantes de región policial  y los comandantes de policía distrital, serán responsables de su ejecución, bajo las sanciones previstas por ley.
 
Artículo 49º En el primer semestre de cada año, habrá una conferencia general por el tiempo de ocho días, de todos los directores nacionales, jefes de departamento, comandantes de regimiento de la guarnición de La Paz, comandantes de región y comandantes de distritos, presidida por el comandante general, en la sede del comando superior, con objeto de evaluar los resultados del programa del año precedente y para señalar normas de política general, conducentes al buen funcionamiento de la institución.
 
CAPÍTULO III
COMANDOS DE REGIONES POLICIALES
Artículo 50º  Se establecen en el país las siguientes regiones policiales:
 
– Región Policial Nº 1, con asiento en Oruro
– Región Policial Nº 2, con asiento en Sucre
– Región Policial Nº 3, con asiento en Trinidad.
 
Artículo 51º Los Comandantes de Región Policial, serán nombrados por el Presidente de la República, conjuntamente con el Comandante General, a propuesta en terna del Consejo Consultivo Nacional, por intermedio del Ministerio de Gobierno, pudiendo ser removidos por las mismas causales señaladas en el Art. 33.
 
Artículo 52º Los Comandantes de región policial recibirán órdenes e instrucciones solamente del comandante general, en asuntos que interesen a la marcha de la P.B., pudiendo en casos de emergencia recibir éstas directamente del Presidente de la República o del Ministro de Gobierno.
 
Artículo 53º Los comandantes de región policial serán los jefes inmediatos de los comandantes de distritos policiales.
 
Artículo 54º Los comandantes de región policial deberán ejercer vigilancia constante sobre todos los comandos distritales bajo su mando, para asegurar un desempeño eficiente.
 
Artículo 55º Los Comandantes de Región Policial, reunirá en la sede de sus funciones a todos los Comandantes de Distritos Policiales de su Región, en forma periódica, para evaluar los progresos de los planes establecidos y preparar los programas y presupuestos anuales.
 
Artículo 56º En cada asiento de región policial se mantendrán regimientos policiales que acudirán a cualquiera de los distritos dentro de su jurisdicción u otras regiones policiales, en los casos en que así lo exijan las necesidades del servicio.
 
Artículo 57º El 15 de agosto de cada año, los comandantes de región policial deberán presentar al comando general un plan detallado de trabajo para el año venidero, incluyendo objetivos, personal, equipo, vestuario y materiales y el presupuesto respectivo.
 
CAPÍTULO IV
COMANDOS DE DISTRITOS POLICIALES
Artículo 58º Se establecen en el país los siguientes distritos policiales:
 
La Paz – Oruro – Potosí, que corresponde a la Región Policial No. 1.
Cochabamba – Chuquisa – Tarija, que corresponden a la Región Policial No. 2.
Santa Cruz – Beni – Pando, que corresponden a la Región Policial No. 3.
 
Artículo 59º El Comandante General tiene la facultad de crear nuevos Distritos Policiales, según las necesidades del servicio y mayor densidad de población, sin alterar el monto global del presupuesto del ramo.
 
Artículo 60º Cada Distrito Policial estará a cargo de un comandante, quien dependerá del comandante dela Región Policial respectiva.
 
Artículo 61º El Distrito Policial de La Paz depende excepcionalmente en forma directa del Comando Superior.
 
Artículo 62º Los Comandantes de Distritos Policiales, serán nombrados por el Comandante General, a propuesta en terna del Consejo Consultivo Nacional, previa consulta al Presidente de la República.
 
Artículo 63º Los comandantes de distrito policial podrán ser removidos en sus cargos por las causales señaladas en el Art. 33º.
 
Artículo 64º Los comandantes de distritos policiales recibirán directivas y órdenes solamente del comandante de región policial de quien depende, en asuntos relacionados con la actividad policial, pudiendo recibir éstas, en casos de emergencia, directamente del comandante general, del Ministro de Gobierno o del Presidente de la República.
 
Artículo 65º Cada comandante de distrito policial, dividirá su jurisdicción de acuerdo a la densidad de población, estableciendo comandos de zonas policiales.
 
Artículo 66º En cada distrito policial habrá un Consejo Consultivo compuesto por todos los jefes de departamentos, con las facultades señaladas en el Art. 22º.
 
Artículo 67º En cada Consejo Consultivo Distrital habrá un vicepresidente que será nombrado de acuerdo con lo dispuesto por los artículos 30º y 31º de la presente ley.
 
Artículo 68º El 15 de julio de cada año, los comandantes de distritos policiales deben presentar a su respectivo comandante de región policial, los planes y programas de trabajo detallado, además del presupuesto para el año siguiente.
 
CAPÍTULO V
 REGIMIENTOS DE POLICIA
Artículo 69º En la sede del comando superior, de los comandos de regiones y distritos policiales, se mantendrán regimientos de policía.
 
Artículo 70º Los comandantes de los regimientos de policía de la guarnición de La Paz y de las regiones policiales, serán nombrados por el comandante general, en consulta con el Presidente de la República.
 
Artículo 71º Los Comandantes de los Regimientos de Policía Distrital serán nombrados por el Comandante General a propuesta en terna del Consejo Consultivo Distrital correspondiente, en consulta al Presidente de la República.
  
CAPÍTULO VI
 COMANDOS POLICIALES DE FRONTERA Y ZONAS POLICIALES
Artículo 72º Los comandos policiales cargo de un jefe u oficial designado por el comandante de policía distrital.
 
Artículo 73º Los comandantes policiales de frontera y zonas policiales, recibirán  órdenes e instrucciones solamente de los comandantes de distrito policial, en asuntos que tengan relación con su trabajo técnico; pudiendo recibir éstas en casos de emergencia, del comandante de región policial u otra autoridad de mayor jerarquía.
 
CAPÍTULO VII
SUB COMANDOS POLICIALES DE FRONTERA Y ZONAS POLICIALES
Artículo 74º Cada comando de zona establecerá sub comandos policiales de fronteras y zonas policiales, de acuerdo con las necesidades del servicio.
 
Artículo 75º  Los sub comandantes policiales de fronteras y zonas policiales, dependerán directamente de los comandos policiales de fronteras y zonas policiales y recibirán instrucciones y órdenes solamente de los comandantes de su respectiva zona, en asuntos que interesen a la P.B., pudiendo recibir éstas de una autoridad superior, en casos de emergencia.
 
CAPÍTULO VIII
PATRULLAS Y PUESTOS
Artículo 76º Todas las unidades policiales deberán destacar patrullas y puestos de vigilancia, tanto en las áreas urbanas, como en las rurales.
 
Título V
Del Personal
CAPÍTULO I
LA JERARQUIA
Artículo 77º La escala jerárquica del personal de la P.B., está constituída en la siguiente manera:
 
I.- Generales
            Coronel
            Teniente Coronel
 
II.- Jefes
            Mayor
 
III.-Oficiales
            Capitán
            Teniente
            Subteniente
 
IV.- Aspirantes a oficiales
            Brigadier Mayor
            Brigadier
            Subbrigadier
            Cadete
 
V.- Clases y agentes de policías
            Suboficial Mayor
            Suboficial primero
            Suboficial segundo
            Sargento primero
            Sargento segundo
            Cabo
            Dragoneante
            Agente de policía
 
Artículo 78º El personal de obreros y otros empleados que desempeñen labores manuales, figurarán en el presupuesto ins­titucional con la denominación correspon­diente a su actividad.
 
Artículo 79º El funcionario policial, aunque se encuentre en situación pasiva, tendrá derecho a ser reconocido, de por vida, en el grado que se le confirió en servicio activo, salvo casos en los que, previo proce­so, sea retirado definitivamente de al Insti­tución, de acuerdo con los incisos c), d) y f) del Art. 82º y Art. 84º.
 
CAPÍTULO II
DE LAS INCORPORACIONES Y RETIROS
Artículo 80º Para ser incorporado a la categoría de oficial de la P. B., se requiere haber egresado de la Academia Nacional de Policías, después de haber cumplido con los requisitos de ingreso a dicho instituto.
 
Artículo 81º Para ser incorporado a la categoría de clases y policías, se requiere ha­ber egresado de los cursos de formación pro­fesional después de cumplir con los requisi­tos exigidos para estos cursos.
 
Artículo 82º Los funcionarios de la P. B., serán retirados de la Institución por las siguientes causales:
 
a)  A solicitud del interesado, siempre que hubiese cumplido el tiempo reglamentario en servicio.
b)  Por incapacidad física permanente total, calificada conforme al Código de Segu­ridad Social, debiéndose tramitar previamente en este caso, el seguro de invalidez.
c)  Por haber sido condenado a pena cor­poral, mediante sentencia judicial ejecutoriada.
d)  Por mala conducta o faltas graves cometidas en el ejercicio de sus funciones, previo proceso y resolución del tribunal disci­plinario superior.
e)  Por haber sido reprobado por dos veces consecutivas en los exámenes de ascenso.
f)   Por deserción.
g)  Por haberse acogido al seguro de ve­jez.
 
Artículo 83º Cuando a juicio de los tribunales disciplinarios, las faltas sean reputadas como graves o existan suficientes indicios de culpabilidad que hagan presu­mir la comisión de un delito, procederá la suspensión provisional del funcionario procesado, mediante resolución expresa.
 
Artículo 84º Ningún funcionario de la P.B., retirado mediante sentencia o resolu­ción ejecutoriadas, por delitos, faltas graves o mala conducta, podrá ser reincorporado a la Institución.
 
Artículo 85º Las licencias indefinidas, darán lugar a la pérdida de antigüedad, por el doble del tiempo que duren y serán concedidas excepcionalmente, de acuerdo a Re­glamento.
 
CAPÍTULO III
DE LOS ASCENSOS
Artículo 86º Los funcionarios en las categorías de jefes (teniente coronel y mayor) y oficiales, serán ascendidos mediante Orden General de la P.B., expedida por el comandante general, con aprobación del Presidente de la República.
 
Artículo 87º Los ascensos de los fun­cionarios no comprendidos en el artículo an­terior, se harán mediante orden expedida por el comandante general.
 
Artículo 88º Para ascender a los grados de general y coronel, se requieren las si­guientes condiciones:
 
a)  Ser boliviano de nacimiento.
b)  Haber egresado de la Escuela o Aca­demia Nacional de Policías, o de insti­tuciones similares del exterior.
c)  Ser diplomado en la Escuela Superior de Policías o de otras similares del ex­terior.
 
El ascenso será otorgado por el H. Senado Nacional en base a ternas presentadas por el Poder Ejecutivo y ratificado mediante orden general.
 
Artículo 89º Los ascensos en la cate­goría de jefes y oficiales se concederán de conformidad con los siguientes requisitos:
 
a)  Antigüedad mínima de 4 años en el grado.
b)  No excederse en el límite de edad se­ñalado para cada grado en el reglamen­to pertinente.
c)  Reunir los merecimientos reglamentarios evaluados por la comisión calificadora de méritos y antecedentes.
d)  Rendir satisfactoriamente el examen correspondiente.
e) Presentar y defender una tésis.
f) Que exista la vacancia necesaria.
 
Artículo 90º Los ascensos en la catego­ría de aspirantes a oficiales, se harán de conformidad con el Reglamento interno de la Academia Nacional de Policías de Bolivia.
 
Artículo 91º Los ascensos en la cate­goría de clases y policías se harán en ob­servancia de las siguientes condiciones:
 
a) Antigüedad mínima de 4 años en el grado.
b) Reunir los merecimientos reglamen­tarios.
c)  Rendir satisfactoriamente el examen correspondiente.
d)  Que exista la vacancia.
 
Artículo 92º Los funcionarios de la P. B., que estén en posesión de un título pro­fesional universitario y en provisión nacio­nal, tendrán derecho a acumular por una sola vez dos años ed antigüedad en su grado, para los efectos de ascenso.
 
Artículo 93º Los funcionarios que ha­yan prestado servicios extraordinarios a la Nación y prestigien a la P. B., gozarán de los beneficios señalados en el artículo ante­rior; la calificación de dichos servicios es­tará sujeta a reglamento.
 
Artículo 94º Los funcionarios de la P. B., comprendidos en el artículo 92º deberán obligatoriamente pertemenecer en servicio activo por un mínimo de cinco años, después de haber obtenido el título profesional.
 
Transitorio 1º — Hasta que la P. B., pue­da contar en sus filas con el personal técni­co necesario en las diversas especializacio­nes, se contratarán los profesionales indis­pensables, que serán asimilados a un grado dentro del Escalafón Unico de acuerdo a la función que desempeñen.
Transitorio 2º — El personal de los orga­nismos que se fusionen en la P. B., y el que está en actual servicio de la Institución, que no haya cumplido con los requisitos señalados en los artículos 80 y 81, debe habili­tarse en los cursos especiales de los institu­tos profesionales.
Transitorio 3º — El personal civil que ac­tualmente presta servicios en la P. B., será incorporado al Escalafón Unico, debiendo ser asimilado a los grados de la jerarquía señalada en el artículo 77º, previa califica­ción de méritos y antecedentes por la Comi­sión Calificadora respectiva, sin perjuicio de cumplir con los requisitos del artículo tran­sitorio anterior.
CAPÍTULO IV
DE LA COMISION CALIFICADORA DE MERITOS Y ANTECEDENTES
Artículo 95º El Consejo Consultivo del Comando Superior se constituye en Comi­sión Calificadora de Méritos y Antecedentes, para el ascenso de generales, jefes y ofi­ciales.
 
Artículo 96º El departamento del per­sonal elevará al Consejo Consultivo Nacio­nal, los archivos de antecedentes personales de los jefes y oficiales que deben ser llamados a ascenso, para su análisis y evaluación.
 
Artículo 97º El Consejo Consultivo Na­cional presentará al Comandante General, el 20 de junio de cada año, la nómina de jefes y oficiales que hubiesen cumplido los requi­sitos necesarios para ser llamados a ascenso.
 
Artículo 98º Para el ascenso al grado de general y coronel, la Comisión Calificadora de Méritos y Antecedentes, previa eva­luación de merecimientos, elevará al Poder Ejecutivo la nómina de los coroneles y te­nientes coroneles que hubiesen cumplido los requisitos establecidos por esta ley, acom­pañando un informe circunstanciado de los motivos que justifiquen el ascenso.
 
Artículo 99º El comandante general convocará a ascenso, el 24 de junio de cada año, a todos aquellos jefes y oficiales propuestos por el Consejo Consultivo Nacional.
 
Artícuol 100º Para la recepción de exáemnes y calificación de tésis, los tribunales respectivos funcionarán durante la segunda quincena del mes de noviembre.

 
Artículo 101º Los resultados de estas pruebas se elevarán a consideración del Consejo Consultivo Nacional, el mismo que elaborará la nómina de los jefes y oficiales con derecho a ascenso, para que el coman­dante general, de acuerdo a las vacancias que existan, disponga los ascensos mediante Orden General, que será expedida el 1º de enero de cada año.
 
Artículo 102º Los Consjos Consultivos Distritales se constituyen en Comisión Ca­lificadora de Méritos y Antecedentes para las categorías de clases y policías de su res­pectivo distrito debiendo cumplir los trámi­tes señalados en el Reglamento respectivo.
 
Artículo 103º La Comisión Calificado­ra debe presentar al comandante general, un detalle del personal propuesto para el otor­gamiento de condecoraciones y otros distin­tivos.
 
CAPÍTULO V
DE LOS DESTINOS
Artículo 104º Los destinos de los fun­cionarios de la P. B., que requieran aproba­ción del Presidente de la República se harán mediante Orden General y los demás se dis­pondrán por orden del Comandante Gene­ral, de acuerdo con el artículo 4º de la pre­sente ley.
 
Artículo 105º Los destinos del personal subalterno dentro de un Distrito Policial, no deberán hacerse por un tiempo inferior a un año.
 
Artículo 106º Como norma general se establece la obligatoriedad de rotación me­tódica del personal.
 
CAPÍTULO VI
DE LAS DISPONIBILIDADES
Artículo 107º Se establecen dos listas de disponibilidad para los funcionarios de la P. B., «A» y «B».
 
Artículo 108º Serán destinados a la lista «A», con haber íntegro y cómputo de an­tigüedad:
 
a)  Los que por mandato popular ejercen funciones en alguno de los poderes del Estado, computándoseles en este caso solamente la antigüedad.
b)  Los funcionarios que se encuentren en comisión especial del Supremo Go­bierno.
c)  Los que se inhabiliten por causa de enfermedad o accidente.
d)  Los que hayan sido enviados al exte­terior en misión de estudio.
e)  Los que deban seguir estudios de es­pecialización sujetos a horario conti­nuo.
f)  Los funcionarios que tramitan su ren­ta de vejez.
 
El tiempo de permanencia en la lista «A» será motivo de reglamentación especial.
 
Artículo 109º Serán incluídos en la lista «B» con medio haber y sin cómputo de antigüedad, los que como consecuencia de medidas disciplinarias sean destinados a dicha lista, previo proceso y resolución del tri­bunal disciplinario superior.
 
Artículo 110º El tiempo de permanencia en la lista «B», las causales y la residencia a fijarse, serán motivo de reglamento.

Artículo 111º Ningún funcionario profesional de la P.B., deberá contraer matri­monio antes de haber cumplido cinco años de servicios en la institución.
 
Artículo 112º Los infractores a la dis­posición anterior serán retirados, debiendo reembolsar al Estado los gastos que ocasio­naren su estudio y profesionalización.
 
Título VI
De los Institutos Profesionales
CAPÍTULO ÚNICO
Artículo 113º Los institutos profesio­nales tienen por finalidad:
 
a)  La formación profesional de funciona­rios policiales.
b)  Habilitación del personal en actual servicio o del que se fusionare de otras entidades y que no haya llenado los re­quisitos generales de formación esta­blecidos por esta ley.
c)  Especialización del personal para las diferentes funciones policiales.
d) Perfeccionamiento en mando y admi­nistración para jefes de la P.B., me­diante cursos superiores.
 
Artículo 114º Funcionarán los siguien­tes institutos:
 
a) Academia Nacional de la P.B., que comprende:
    1) Cursos de formación profesional para policías, clases y oficiales.
     2)   Cursos de habilitación para funcionarios no profesionales.
     3)   Cursos de especialización.
 
b) Instituto Superior de la P.B.
 
Artículo 115º La Comisión Calificado­ra de Méritos y Antecedentes, seleccionará anualmente a los jefes que deben ingresar al Instituto Superior de la P. B.
 
Artículo 116º Los institutos profesio­nales tendrán carácter permanente. Su or­ganización, funcionamiento, planes y programas de estudio, selección de profesores y alumnos, se determinarán por un reglamen­to.
 
Artículo 117º Los institutos profesiona­les otorgarán a sus egresados el diploma que acredite el vencimiento de cursos.
 
Artículo 118º El Supremo Gobierno otorgará el título en provisión nacional a los egresados de la Academia, en la rama de formación profesional para oficiales y clases.
 
Artículo 119º Los egresados de la Aca­demia de la P. B., en sus ramas de forma­ción profesional para oficiales, clases y po­licías, tienen derecho a recabar su carnet y libreta, respectivamente, para acreditar su situación militar, de acuerdo a reglamento.
 
Artículo 120º Las misiones técnicas ex­tranjeras, contratadas directamente o por convenios internacionales, trabajarán en es trecha cooperación con la alta dirección po­licial y organismos correspondientes, de con­formidad con planes y programas mutuamente acordados.
 
Artículo 121º La Comisión Calificado­ra de Méritos y Antecedentes, seleccionará al personal de la P. B., para que pueda ser enviado al extranjero en misión de estudio.
Título VII

De los Jueces de Policía
CAPÍTULO ÚNICO
Artículo 122º En los Comandos Distri­tales y en sustitución de las actuales Comi­sarías, se establecen Jueces de Policía con objeto de conocer, tramitar, resolver y san­cionar, en su caso, las faltas, infracciones o contravenciones, de acuerdo a disposiciones vigentes sin afectar la competencia determi­nada por las leyes sustantivas y sus proce­dimientos.
 
Artículo 123º En cada Comando de Zo­na Policial, existirá un Juez, quedando limi­tada su jurisdicción y competencia a la cir­cunscripción del Comando de Zona respec­tivo.
 
Artículo 124º Los Jueces de Policía se­rán Jefes u Oficiales en lo posible abogados.
 
Artículo 125º Los funcionarios de policía y cualquier persona de la jurisdicción zonal, están en la obligación de denunciar ante al autoridad policial respectiva la comisión de delitos, faltas, contravenciones o infracciones. En caso de delitos, la policía le­vantará las diligencias de policía judicial de acuerdo al artículo 6º, inciso g) de esta ley y artículos 9º y siguientes del Código de Pro­cedimiento Criminal. Tratándose de faltas, infracciones o contravenciones, se aplicará la competencia establecida en el artículo 122.
 
Artículo 126º Se reconoce el carácter infraganti de las faltas, contravenciones o infracciones, cuando concurren las circuns­tancias establecidas en el artículo 27 del Código de Procedimiento Criminal.
 
Artículo 127º Las denuncias y quere­llas podrán hacerse ya sea por escrito o ver­balmente; en este último caso, se dejará constancia de la misma en acta especial que cons­tituirá la base del procedimiento a seguirse.
 
Artículo 128º El Juez resolverá las demandas en audiencias públicas, con la con­currencia de las partes, sujetándose el pro­cedimiento a las formalidades establecidas para los juicios verbales de acuerdo a ley.
 
Artículo 129º Los Jueces de Policía contarán con el siguiente personal:
 
Un Secretario
Un Auxiliar
Un Escribano de Diligencias, para el cum­plimiento de sus funciones.
 
Artículo 130º En cada Distrito Policial existirá un Juez de apelación, que conocerá de las alzadas y compulsas, debiendo sus fun­ciones ser objeto de reglamentación.
 
Artículo 131º Los fallos o resoluciones pronunciados por los Jueces de Policía Zo­nal admitirán los recursos de alzada y com­pulsa ante el Juez de apelación distrital den­tro del término de tres días.
 
Artículo 132º Las apelaciones contra los fallos o resoluciones de los funcionarios de la P.B., que ejerzan autoridad en luga­res donde no existan Jueces de Policía, se concederá ante el superior en grado; en su defecto al del Distrito próximo.
 
Título VIII

De los Consejos Disciplinarios

CAPÍTULO ÚNICO
Artículo 133º El juzgamiento de los funcionarios de la P.B., que cometan faltas disciplinarias en el ejercicio de sus funcio­nes, corresponde a los Consejos Disciplinarios Institucionales.
 
Artículo 134º Funcionará en La Paz, el Consejo Disciplinario Superior, cuya orga­nización y atribuciones, serán objeto de Re­glamentación.
 
Artículo 135º En los asientos de cada Distrito Policial, funcionará un Consejo Dis­ciplinario Distrital, con la organización y atribuciones que determine el Reglamento.
 
Artículo 136º Los Consejos Disciplina­rios de la P.B., conocerán de las infraccio­nes, contravenciones y faltas que de acuer­do al Reglamento Disciplinario, queden sometidas a su jurisdicción y competencia.
 
Artículo 137º Para el juzgamiento dis­ciplinario del personal de la P.B., se esta­blecen dos instancias. Primera instancia: Consejos Distritales. Segunda instancia: Consejo Disciplinario Superior.— El Reglamento determinará los casos en los que el Consejo Consultivo Nacional y el señor Mi­nistro de Gobierno, deban actuar como Jue­ces de segunda instancia.
 
Artículo 138º — Para el juzgamiento de los altos miembros del Consejo Disciplina­rio Superior, conocerá en primera instancia el Consejo Consultivo Nacional y en segunda instancia, el señor Ministro de Gobierno.
 
Artículo 139º Los fallos de segunda instancia admiten el recurso de revisión ante el Presidente de la República.
 
Artículo 140º Los Consejos Disciplina­rios de la P.B., son independientes en el ejer­cicio de sus funciones, debiendo someter sus fallos a las Leyes de Policía y a sus Regla­mentos.
 
Artículo 141º Los miembros de los Con­sejos Disciplinarios, serán nombrados por Orden General, con aprobación del Presidente de la República y durarán en sus funcio­nes por el término de dos años. Estos Con­sejos funcionarán con carácter permanente.
 
Título IX

De las Vacaciones y Licencias
CAPÍTULO ÚNICO
Artículo 142º El personal de la P.B., tendrá derecho a descansos y vacaciones, de conformidad con la Ley General del Trabajo y demás disposiciones en vigencia.
 
Artículo 143º La categoría de generales y jefes de la P.B., tendrá derecho a una vacación anual de 30 días hábiles, con goce de haber íntegro y sin beneficio de acumu­lación.
 
Artículo 144º Las vacaciones anuales serán concedidas por el Comandante Gene­ral para las categorías de generales, jefes y oficiales.
 
Artículo 145º Las vacaciones para el personal de clases, policías y obreros, se otorgarán por los respectivos comandantes de distrito.
 
Artículo 146º Las licencias sólo se concederán con carácter extraordinario y con sujeción a Reglamento.
 
Título X
De las Condecoraciones
CAPÍTULO ÚNICO
Artículo 147º Se establecen las siguien­tes condecoraciones para la P.B.:
 
a)  La Medalla del Congreso
b)  La Cruz de Servicios Distinguidos.
c)  La Orden de la Policía Nacional de Bolivia.
 
Artículo 148º La Medalla del Congreso será otorgada por el Poder Legislativo a aquellos funcionarios que hayan llevado a cabo actos de extraordinario heroísmo en el cumplimiento de su misión.
 
Artículo 149º La anterior condecora­ción llevará aparejada un premio de por vida y transmisible a su cónyuge mientras no contraiga nuevo estado y a sus hijos menores hasta su mayoridad en la forma que establezca el Poder Legislativo.
 
Artículo 150º La Cruz de servicios dis­tinguidos será otorgado por el Poder Ejecu­tivo a aquellos funcionarios que se hayan distinguido por su heroismo o por relevantes trabajos de investigación científica, en beneficio de la Institución.
 
Artículo 151º La anterior condecora­ción incluirá un premio pecuniario, que se otorgará por una sola vez y que será señalado por el Poder otorgante.
 
Artículo 152º Las condecoraciones de la Orden de la Policía Nacional de Bolivia, se otorgarán por el Comandante General el 24 de junio de cada año, mediante Orden General, a los funcionarios policiales propuestos por la Comisión Calificadora de Mé­ritos y Antecedentes.
 
Artículo 153º La concesión de las condecoraciones establecidas en esta ley, se su­jetará a reglamentos especiales.
 
Artículo 154º Podrán ser acreedores a las condecoraciones de la Orden de la Po­licía Nacional de Bolivia, todos aquellos ciu­dadanos, ajenos a la institución, o miembros de instituciones similares extranjeras, que hubiesen prestado relevantes servicios a la P.B., estos casos serán analizados y propuestos al comandante general por el Con­sejo Consultivo Nacional.
 
Título XI

De la Vinculación Internacional
CAPÍTULO ÚNICO
Artículo 155º La P.B., mantendrá vin­culación permanente con organismos internacionales de Policía y enviará sus represen­tantes a los congresos o reuniones que se convoquen.
 
Artículo 156º La Comisión Calificadora de Méritos y Antecedentes seleccionará al personal de la P.B., que deba participar en estos eventos internacionales.
 
Artículo 157º En cumplimiento de con­venios y tratados que rigen la materia, la P. B., mantendrá relaciones con las policías ex­tranjeras y especialmente con la de países vecinos, promoviendo el intercambio de informaciones y visitas recíprocas, para cuyo efecto el Estado otorgará los recursos nece­sarios.
 
Artículo 158º El comando superior de la P.B., preparará con la debida oportuni­dad los proyectos y ponencias que deban presentarse a los congresos internacionales de policía, formulando las iniciativas que cons­tituyan materia de trabajo en el ramo.
 
Título XII
Del Régimen Económico
CAPÍTULO ÚNICO
Artículo 159º El Estado incluirá en el Presupuesto General de la Nación, todos los recursos que sean necesarios para cubrir los haberes del personal; los bagajes y viáticos para la movilización del mismo a sus desti­nos, así como los gastos generales necesa­rios para el servicio. Además el Estado debe cubrir los gastos de transporte y viáti­cos para los familiares dependientes del fun­cionario policial, con sujeción a reglamento especial.
 
Artículo 160º Los fondos destinados a la P.B. en el Presupuesto General de la Na­ción, no podrán ser transferidos a ningún otros servicio, debiendo administrarse exclusivamente por el Departamento adminis­trativo de la P.B.
 
Artículo 161º La P.B., establecerá escalas de haberes uniformes para cada grado dentro del monto global de su presupuesto, sin perjuicio de los aumentos que pudieran acordarse, considerando el servicio continuo y los riesgos propios de la función policial.
 
Artículo 162º Para su vigencia a partir de la Gestión del año 1964, se establecen las categorías de antigüedad en el servicio, de la manera siguiente:
 

TIEMPO
CATEGORIA
Porcentaje
De 4 a 8 años
7ª categoría
35%
De 8 a 12 años
6ª categoría
45%
De 12 a 16 años
5ª categoría
55%
De 16 a 20 años
4ª categoría
65%
De 20 a 24 años
3ª categoría
75%
De 24 a 28 años
2ª categoría
85%
De 28 adelante
1ª categoría
100%

 
Artículo 163º Los presupuesto anuales se preparan dentro de los siguientes plazos:
 
a)  Los comandos de policía distrital deben elaborar sus proyectos de presu­puestos y elevarlos a los comandos de región hasta el 5 de julio de cada año.
b)  Los comandos de región policial consolidarán los presupuestos de los comandos de distrito y complementando con los suyos, los elevarán al comando superior hasta el 15 de agosto de cada año.
c) El comando superior, mediante su De­partamento Administrativo, consoli­dará todos los presupuestos de la P. B., en un solo volumen y los presen­tará al Poder Ejecutivo, para su estu­dio y aprobación, hasta el 15 de sep­tiembre de cada año.
 
Artículo 164º Los recursos propios de la P.B. son los que se señalan a continua­ción:
 
a) Multas en general, matrículas y tim­bres policiales.
b) Los recursos provenientes de sancio­nes impuestas por incumplimiento de actas de garantía y compromisos.
c) Los porcentajes recaudados por con­cepto de venta de Cédulas y Timbres de Identidad Personal, que serán de­positados cada dos meses por la Di­rección General de la Renta en la cuen­ta respectiva.
d)  Las recaudaciones efectuadas por los gabinetes fotográficos de identifica­ción.
e)  Especies y dinero secuestrados en las casas de juego, rifas fraudulentas o clandestinas.
f)  Recursos provenientes de las granjas, talleres, fábricas e inversiones de la P.B.
g) Todas las donaciones que se hagan en favor de la P.B.
h)  Los recursos que provengan del remate, en subasta pública, de bienes mue­bles e inmuebles de la P.B. los mismos que servirán para la reposición del equipo rematado.
i)  Las especies y dinero depositado o re­cuperados por la P.B., que se consoli­den en favor de la Institución, si lue­go de las publicaciones hechas llamando a aquellos que pretendan derecho de propiedad sobre ellos, no reclama­sen dentro del término de un año.
 
Artículo 165º Los recursos propios de la P.B. serán centralizados y contabilizados por el Departamento Administrativo, con in­tervención de la Contraloría General de la República, debiendo ser invertidos mediante presupuesto adicional.
 
Artículo 166º Los recursos propios de la P.B. están constituídos, además de los se­ñalados en el artículo 168, por los que se crearen mediante leyes ulteriores.
 
Título XIII

Del Régimen de Seguridad Social
CAPÍTULO ÚNICO
Artículo 167º Los funcionarios de la P.B., se encuentran comprendidos en el cam­po de aplicación de la seguridad social in­tegral, principalmente en los casos de morbilidad, de invalidez común y profesional, de vejez, de muerte, de asignaciones familiares, vivienda y otros regímenes.
 
Artículo 168º El otorgamiento de los beneficios y prestaciones, así como los dere­chos y obligaciones respecto de la afiliación, cotización y representación, estarán regidos por el Código de Seguridad Social y sus dis­posiciones reglamentarias considerando la naturaleza peculiar de la función del Policía, su penosidad, riesgo y la forma excep­cional de celeridad y continuidad en que debe cumplirse el servicio policial.
 
Artículo 169º El régimen de enfermedad y las prestaciones sanitarias del seguro de riesgos profesionales, serán otorgadas por la C.N.S.S. a los funcionarios de la P.B., en condiciones especiales para que las consul­tas, obtención de medicamentos, hospitaliza­ción y todo otro trámite, no retarden o in­terfieran el servicio de orden público confia­do a esta organización.
 
Artículo 170º Para las fines del inciso c) del artículo 295 del Código de Seguridad Social, acorde con la segunda parte del ar­tículo 45 del mismo y para los efectos del reconocimiento de las rentas de vejez a eda­des inferiores a las establecidas, se conside­ra de naturaleza penosa y peligrosa el traba­jo que realiza el funcionario de la P.B.
 
Artículo 171º Con el fin de mejorar las condiciones de obtención de beneficios y el monto de las prestaciones económicas por invalidez y vejez, la P.B. está autorizada a contratar con la C.N.S.S. seguros complementa­rio y facultativos, de acuerdo con los artícu­los 247 al 249 del Código de Seguridad So­cial. Para los efectos de este artículo, se considera a la P.B. como grupo independien­te.
 
Artículo 172º Para establecer protec­ción sobre riesgos no cubiertos por el Código de Seguridad Social y de cumplir otros elevados fines de solidaridad entre los policías facúltase a la P.B. crear un organismo de mutualidad y de bienestar que otorgue be­neficios por cesantía involuntaria, cuota mortuoria, incrementos a las rentas de ve­jez o invalidez, préstamos a corto plazo y asistencia social.
 
Artículo 173º Los beneficios sociales que se creen mediante la Caja Mutual y de Bienestar Social, de la P.B., serán objeto de reglamentación especial.
 
Artículo 174º Quedan derogadas todas las disposiciones contrarias a la presente ley, que será reglamentada por el Poder Ejecu­tivo.
 
Comuníquese al Poder Ejecutivo para los fines constitucionales.
Sala de sesiones del H. Congreso Nacional.
La Paz, 18 de diciembre de 1961.
(Fdo.) Federico Fortún, Presidente del H. Senado Nacional.— Edil Sandoval Mo­rón, Presidente de la H. Cámara de Diputados.— Ciro Humboldt, Senador Secre­tario.— F. Ayala R., Senador Secre­tario.— A. Aguirre, Diputado Secretario.— Jorge Canedo, Diputado Secretario.
Por tanto, la promulgo para que se ten­ga y cumpla como Ley de la República.
Palacio de Gobierno en la ciudad de La Paz a los nueve días del mes de enero de mil novecientos sesenta y dos años.
(Fdo.) VICTOR PAZ ESTENSSORO.— Cnl. E. Rivas Ugalde, Ministro de Gobierno, Justicia e Inmigración.

Fuente:Gaceta



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.